Frases para recordar (102): Contra las estrellas








Hubo una cita de Contra las estrellas que me encantó e hizo reflexionar, así que aquí os la dejo, a ver qué os inspira:






"No es tan duro dejar la vida atrás cuando sientes que has tenido una vida que ha valido la pena"

Me parece una frase bonita, profunda y cierta.
¿Os gusta?
Leyna

Reseña: The Cruelty


Gwen siempre ha estado sola. Hija de un diplomático, se ha pasado la vida cambiando de país, de escuela y de amigos. Pero hasta que su padre desaparece de la noche a la mañana y el gobierno se niega a ayudarla, Gwen no se da cuenta de lo que significa estar realmente sola.
Con una nueva identidad y siguiendo la única pista que tiene, viaja por toda Europa adentrándose en el mundo del tráfico de armas y personas hasta llegar al corazón de la familia criminal más temida y peligrosa del mundo.
Gwen descubrirá de inmediato que el único modo de sobrevivir es combatir el fuego con fuego.


Historia: Se trata de un libro juvenil, pero es más maduro, impactante y adulto de lo que caracteriza al género. 
El padre de Gwen ha desaparecido y la joven está dispuesta a encontrarlo, sea cuál sea el precio a pagar. Así es como se verá envuelta entre traficantes de todo tipo, espías, terroristas y delincuentes. 
La trama es dura, contando con escenas crudas, fuertes y explícitas (algunas no aptas para mentes y estómagos sensibles). El argumento es muy elaborado y, teniendo en cuenta que narra situaciones poco cotidianas, lo encontré realista y creíble; se nota que el autor se ha documentando a fondo.
Si algo destaca de la novela es la cantidad de acción que contiene. También cuenta con grandes dosis de intriga, misterio y sorpresa. Es imposible saber qué pasará a continuación y qué derroteros tomará la trama. Por otro lado, hay un leve toque de romance que agradecí que no cobrara protagonismo, puesto que lo que se ve se me antojó repentino y poco convincente.

Personajes: El elenco es bastante amplio, pero a la única a la que llegamos a conocer de verdad es nuestra protagonista: Gwen es una chica inteligente, desenvuelta, audaz, intuitiva, decidida e impulsiva, aunque sabe mantener el temple en momentos delicados. A lo largo de su viaje por el mundo buscando a su padre, conocerá a un montón de gente de lo más variopinta y peligrosa. Muchos son espías/criminales expertos y Gwen deberá ser muy cuidadosa a la hora de decidir en quién confiar y a quién atacar.

Narración: Scott Bergstrom tiene un estilo directo y pulcro: describe con detalle peleas y escenas de lucha logrando que el lector se haga una idea mental bastante exacta de lo ocurrido (esto no siempre es fácil). 

Ritmo: A medida que iba leyendo me daba cuenta de que no es mi tipo de libro: no es malo, simplemente la historia y temática me llaman menos y por eso la lectura me resultó pesada. A veces el ritmo se me hacía lento al no acabar de atraparme ni despertarme gran interés. Sé que esto es algo totalmente personal, por lo que a los apasionados del género es posible que no les ocurra teniendo en cuenta la cantidad de hechos relevantes que no paran de suceder.

Desenlace: El desenlace me chafó por completo: estaba convencida de que ésta era una obra autoconclusiva, por lo que al encontrarme con el abiertísimo final me embajoné. No sé de cuántos títulos constará la saga; de momento la segunda parte se publicará en inglés el año que viene.


The Cruelty es un libro lleno de acción y suspense que trata temas como el tráfico de armas, drogas y personas, la traición y las operaciones espías; pero cuya trama y ritmo no me han enganchado.
Leyna

Fases lectoras



Todos los lectores pasamos por distintas etapas, ¿en cuál os encontráis vosotr@s?

Feliz miércoles :)

Leyna

Reseña: El príncipe roto


Secretos. Traición. Enemigos. 
El mundo de los Royal se viene abajo


Reed Royal lo tiene todo: es guapo, está forrado y es popular. Las chicas hacen cola para salir con él, y los chicos sueñan con ser él. Pero a Reed solo le importa su familia… hasta que Ella Harper llega a su vida.

El odio que siente hacia la joven se convertirá en un sentimiento completamente distinto… Reed quiere a Ella. La necesita. Sin embargo, un estúpido error hará que todo su mundo se desmorone. Ella no quiere estar con Reed. Dice que se destruirán el uno al otro. Y tal vez tenga razón…

SI REED QUIERE RECUPERAR A SU PRINCESA, TENDRÁ QUE DEMOSTRAR 
QUE ES DIGNO DE ELLA



El desenlace de La princesa de papel es de esos que dejan con la boca abierta y con muchas ganas de más; por eso estaba deseando leer su segunda parte y me puse con ella casi nada más tenerla en mis manos. 

Lo primero que llama la atención es que Reed es el narrador en esta ocasión (aunque luego su punto de vista se alterna con el de Ella), describiéndonos los hechos acontecidos poco antes del final de la primera novela. Me agradó conocer al personaje desde dentro y descubrir su perspectiva; sus partes me han gustado tanto como las narradas por nuestra protagonista femenina. Es curioso haber visto a Reed desde fuera mientras éramos testigos de cómo era el interior de Ella y gracias a esta obra comprobar lo contrario. Alguna vez, cuando esto ha pasado en otras historias, he sentido raro al personaje y no me parecía el mismo, pero el elenco de El príncipe roto está bien construido y reconozco a los protagonistas aunque nos los muestren a través de los ojos del otro.

De los secundarios quiero destacar a Callum, creo que es el que más brilla con diferencia. Si en el primer libro vimos que era un padre atormentado, demasiado permisivo y ajeno a lo que ocurría en su entorno, en este libro muestra otra faceta: inteligente, luchador, sacrificado y atento. Tiene muy buenos momentos.

En cuanto a la trama, me chirriaban mucho algunas situaciones del instituto. No acabo de creerme ciertas barbaridades que tienen lugar ni todo el sistema jerárquico del centro, por lo que varios hechos se me antojaron surrealistas y exagerados. Como la propia Ella reconoce, toda su vida parece sacada de una telenovela. No obstante, dichos acontecimientos siguen aportando interés y emoción al argumento, que en esta segunda entrega cuenta con mucha más acción y sorpresas. Los Royal aún guardan un sinfín de secretos (a pesar de que en El príncipe roto se desvelen unos cuantos) y estoy deseando conocerlos todos. 

La narración y el ritmo son como los de su obra predecesora: ágiles, fluidos y amenos. La historia engancha, por lo que se lee muy rápido; la narración es directa y cuenta con una buena dosis de sarcasmo.

El final, una vez más, es de infarto. Me ha parecido más fuerte e impactante que el de su primera parte (que ya es decir) y de nuevo me encuentro con unas ganas locas de leer la siguiente novela. Tendremos que ser pacientes hasta septiembre para ver qué es lo que depara el destino a Ella y los Royal.

Reseña de La princesa de papel AQUÍ

El príncipe roto es un libro tan adictivo como el primero pero aún más emocionante y sorprendente. 
No puedo esperar a leer el tercer y último libro de esta genial saga.

Leyna

Va de portadas (117)


Dos cubiertas muy distintas pero igualmente enigmáticas y atrayentes.



A poison dark and drowning es la segunda parte de una obra que la editorial Hidra publicará este mes, titulada Una sombra brillante y ardiente. 

La portada me encanta con esa flor pintada de púrpura y el humo saliendo de ella. Me gusta más que la del primer libro y la encuentro intrigante y llamativa. La combinación de colores me agrada, así como el aire de misterio que desprende.

Hidra conservará la portada de la obra predecesora así que supongo que haga lo mismo con esta.








La trilogía Mara Dyer contará con otros tres libros narrados por Noah Shaw, aquí tenéis la cubierta del primero.

Me gusta porque es curiosa, aunque me falla que las letras tapen tanto la imagen (que me parece muy bonita).

Sigue el estilo de las novelas anteriores, con tonalidades oscuras y sombrías y jóvenes en la portada.







¿Con cuál os quedáis?
A mí me gustan las dos pero si tengo que elegir prefiero la primera.
Leyna

Reseña: Perfectos




Celestine North vive en una sociedad que exige la perfección. Tras ser marcada como imperfecta por el Tribunal, su vida se ha fracturado por completo y ha perdido toda su libertad. El juez Crevan la ha declarado enemigo público número uno, se ha convertido en un fantasma y está huyendo con el complicado e irresistible Carrick, la única persona en la que puede confiar. Pero Celestine tiene un secreto capaz de acabar con todo el sistema que divide a la gente entre perfectos e imperfectos.
El juez Crevan lleva la delantera, y el tiempo se agota para Celestine. La tensión en torno a ella va en aumento, lo que la obligará a elegir entre salvarse a sí misma o arriesgar su vida para salvar a todos los Imperfectos. Y, lo que es más importante, ¿conseguirá probar que ser humano es, en sí mismo, ser imperfecto?



Perfectos comienza poco después de Imperfectos, con Celestine siendo la fugitiva más buscada. Tiene que jugar muy bien sus cartas y ser inteligente, ya que en su situación es casi imposible saber en quién confiar. La línea entre aliados y enemigos es muy fina, sobre todo cuando la joven representa una pieza clave para los intereses de muchos.

Nuestra protagonista experimenta una gran evolución del libro anterior a éste y también del principio al final de esta historia. Toda su vida ha cambiado, ha dado un giro de 360 grados y nada, absolutamente nada, la es familiar. Pasó de ser una hija modelo, sacar buenas notas y mantener una relación envidiable con su novio Art a acarrear las consecuencias de su sentencia como imperfecta; ahora debe huir y ocultarse de la justicia, tomar decisiones difíciles que no sólo afectan a ella y enfrentarse a una de las personas más influyentes del país.  
Me ha gustado porque, aunque a veces me asombraba su entereza y me costaba conciliarla con la chica asustada e inocente de la primera novela, sus actuaciones me han parecido realistas y creíbles. Todo lo que ha pasado la ha hecho crecer y madurar y se nota: tiene arrojo, no se deja intimidar tan fácilmente, ha desarrollado su capacidad de estrategia y es más inteligente y sabia. 
Art y Carrick, por el contrario, me gustaron menos que en la obra predecesora, quizás porque durante ciertas escenas al primero lo encontré bastante pasivo y al segundo demasiado interesado.
La familia de Celestine posee menos protagonismo en esta entrega, pero goza de momentos estelares y realmente brillantes.

La narración de Cecelia Ahern es tan expresiva y profunda como siempre, mientras que el ritmo mejora con respecto a Imperfectos (muy introductorio para mi gusto). Los capítulos son súper cortos y terminan en el punto más emocionante, por lo que la lectura resulta entretenida.

Si tengo que destacar dos aspectos de este libro son la acción y las sorpresas. En Perfectos no hay tregua: pasan cosas constantemente, nuestros personajes apenas tienen un respiro; justo cuando parece que las aguas se han calmado ocurre un nuevo acontecimiento importante. En cuanto a las sorpresas, hay unas cuantas: revelaciones, decisiones inesperadas, jugadas maestras y sobre todo giros argumentales brutales.
El romance también tiene su lugar y, aunque en ningún momento se me hizo forzado, si me paraba a pensarlo sí que resultaba bastante intenso y con sentimientos demasiado fuertes para tan poco tiempo.

Reseña de Imperfectos AQUÍ

Perfectos hace honor a su título al ser el broche ideal para esta bilogía distópica llena de emociones fuertes, acción y estrategia.
Leyna

A mi vera (33): El príncipe roto




Acabo de empezar El príncipe roto, un libro al que tenía muchísimas ganas porque el final de su primera parte, La princesa de papel, fue de infarto.

Llevo poco, me llego por la página 62 de las 286 que tiene, pero la cosa promete.
Os dejo un fragmento que acabo de leer.




"Parece que todas las luces de la mansión están encendidas cuando el coche se detiene en la entrada. La casa es un enorme rectángulo repleto de ventanas y toda la brillante luz que emana de su interior resulta casi cegadora."


¿Habéis leído alguna obra de esta saga?
¿Tenéis ganas?
Leyna

Reseña: Contra las estrellas


Noemí es una joven soldado del planeta Génesis, una antigua colonia de la Tierra sumida en una guerra por conseguir su independencia. Tras un ataque sorpresa, Noemí termina perdida en el espacio, vagando en una nave abandonada.
Abandonado también está Abel, uno de los robots más sofisticados de la Tierra. Un robot que debería ser su enemigo. Sin embargo, su programación lo obliga a obedecer a Noemí y, aunque ello lo lleve a poner su vida en peligro, termina por ayudarla en su propósito de salvar Génesis.
Poco a poco, Noemí se irá dando cuenta de que Abel es mucho más que una máquina, y Abel aprenderá que su devoción por Noemí nada tiene que ver con su software...

Contra las estrellas narra una aventura intergaláctica; un viaje en el que el lector acompaña a Noemí, una guerrera, y Abel, un robot, en su aventura a través del universo. Gracias a eso conoceremos diferentes lugares del espacio; con sus características, sus leyes, su tecnología y su mentalidad. 
El argumento es curioso y llamativo. Aunque al principio algunos detalles me recordaron un poco a Diabólica, luego la trama no tiene nada que ver. 

Noemí Vidal está en guerra (como todo el universo, en realidad). La Tierra es el enemigo y nuestra protagonista está dispuesta a dar su vida a cambio de que Génesis sea libre. Durante una batalla, intenta ayudar a un aliado y acaba en una nave… con su mayor enemigo: un artilugio de la Tierra, con apariencia de ser humano, pero que es un arma letal. Abel (así se llama) lleva 30 años atrapado y solo, demasiado tiempo para profundizar en sus conexiones y pensamientos. Afortunadamente para Noemí, Abel está programado para obedecerla, por lo que juntos se embarcan en una misión: salvar Génesis, por mucho que el robot no quiera y sólo desee encontrar a su creador (si es que sigue con vida).

Nuestra protagonista es impulsiva, inteligente, decidida, resuelta y empática. Abel muestra características que no debería tener una máquina (para el enorme desconcierto de Noemí) como comprensión, entendimiento, pena o compasión. La evolución de ambos, sobre todo de Abel, me pareció muy realista gracias a cómo la autora va mostrando su progresión.
El romance está genialmente construido, es de alabar. Los sentimientos y el desarrollo y expresión de los mismos es súper creíble. Reconozco que al acabar el libro me quedé con ganas de más en ese aspecto, pero la forma en que avanza todo es la más lógica y realista.

Sin embargo, también hay detalles que no me han gustado:
1. Hay demasiados elementos y expresiones técnicas. A veces el lenguaje, las explicaciones científicas y la complejidad de algunos de los planes me sacaban de la historia y hacían sentir perdida.
2. A pesar de la gran cantidad de acción con la que cuenta la obra, el ritmo me ha resultado lento (quizás en parte por lo expresado en el punto anterior).
3. El final. Sabía que es una serie de libros, por lo que podía esperarme que terminara abierto, pero hay un elemento que no me ha convencido y que hubiera preferido que ocurriera de otra manera.


Contra las estrellas es una primera parte de saga llena de acción y sorpresas intergalácticas pero con sus más y sus menos.
Leyna
Related Posts with Thumbnails